El estrés de mamá

El estrés de mamá

Ser madre de familia es el privilegio más grande que puedes tener.  Desde el momento en que te enteras que estás esperando a tu bebé, sueñas con la clase de madre que quieres ser y tiendes a prepararte con todo lo necesario para la venida de esa personita que cambiará tu vida para siempre.  Al convertirte en madre, es probable que empieces a sentir estrés si no duermes bien, no comes lo suficiente, si tu bebé llora constantemente, si dudas sobre estar haciendo todo bien, pero algo que te añade aún más estrés puede ser cuando cometes el error de compararte con otras mamás.

Evitando estrés

Al compararte con otras madres te estás imponiendo estrés a ti misma y es importante que aceptes que tus hijos son tuyos y tienen sus propias capacidades, talentos y por sobre todo que cada uno es único. También recuerda que tú eres única y solo tú sabes cómo criar y cuidar a tus propios hijos. Nadie lo hará mejor que tú ni con el mismo entusiasmo y dedicación que tú.  Evita exigirte de más y permítete un respiro.  Mejor disfruta de cada etapa junto a tus hijos.
Otra razón por la cual puedes sentir estrés es porque tus valores se están viendo afectados de alguna   manera.  Para esto te recomiendo que te sientes a pensar en qué valores son importantes para ti en este momento de tu vida. Puede ser tu salud, autoestima, familia, trabajo, organización, etc.  Al tener estos valores escritos puedes redactar formas en las que puedes aportar a cada uno de esos valores como mujer y madre de familia en tu día a día.  Esto te permitirá vivir con una mejor dirección, sabiendo cuáles son esas prioridades y en lo que debes enfocarte para evitar estrés. ¿Te parece lógico? ¡Prueba! Sé que te ayudará.

Gestionar emociones es clave

Unas emociones mal gestionadas también pueden causarte estrés y es necesario que trabajes en ello. Para esto, necesitas reconocer lo que estás sintiendo, procesar esas emociones y resolver. El ser capaz de hacer esto brindará un gran ejemplo a tus hijos, quienes están en crecimiento y formación. 

También te aconsejo que dejes a tus hijos vivir a su ritmo.  Si te enfocas en que llenen tus expectativas, vivirás en estrés ya que tus hijos tienen sus propias expectativas que llenar.  Recuerda trabajar en ti, en estar bien tú y dejar que tus hijos experimenten emociones, experiencias y otros aprendizajes sin imponer.

 

Una última recomendación que puedo darte es utilizar los abrazos. Un abrazo es algo tan necesario que también ayuda a procesar emociones en el momento que más lo necesites.  El ser mamá te brinda la ventaja de poder recibir abrazos de tus hijos todos los días y de igual forma, darle tú muchos abrazos a ellos.  Este pequeño hábito diario puede brindarte muchos beneficios y reducirá tu estrés.

Recuerda generar un entorno de alegría en casa para que tanto tú como tus hijos vivan en armonía.  

 

Un abrazo,

Mgtr. Irene Tobías

Asesora, Conferencista y Educadora

Valores Humanos, Ética y Disciplina Positiva


Sigamos conectadas

INSTAGRAM:      @irenetobias_educacionenvalores

                            @arete_consultoriaenvalores

FACEBOOK:        @ARETÉ, Educación en Valores

PÁGINA WEB:      www.irenetobias.com

Kiddies Store

Dejar un comentario

Left Continuar comprando
Tu pedido

Tu carrito de compras está vacío