Mientras el mundo entero está en pausa, lo niños siguen siendo niños.

Mientras el mundo entero está en pausa, lo niños siguen siendo niños.

Su curiosidad, su energía, su necesidad de atención y de juego siguen estando allí, mientras nosotros los papás estamos físicamente en casa, pero con la cabeza en los pagos que no esperan y la incertidumbre de “cuando esta cuarentena termine, ¿qué va a pasar?”.

Seamos agradecidos

Agradezcamos en primer lugar el hecho de poder estar en casa y luego felicitémonos por tener la valentía de salvar vidas con ese “simple” hecho que ya vimos en estos primeros días de cuarentena, no es tan simple, que por lo contrario, requiere de mucha actitud positiva y paciencia pero sobre todo, de organización, creatividad y consciencia.

Recordemos “los niños sólo serán niños una vez” y como padres somos responsables de nuestros hijos. No sólo es nuestra obligación cuidarlos para que no se enfermen, sino que también es guiarlos y apoyarles a pasar esta crisis por la que el mundo entero está pasando. No hay receta ni palabra de aliento suficiente para calmar a papás angustiados, pero sí existe la Fe y la actitud para hacerle a nuestros hijos los días menos traumáticos. Después de todo, más vale que un niño recuerde una tarde de juegos, aunque sea sólo una, que muchos días con papás en casa, pero ni un segundo de atención.

¡Anímate, tu esfuerzo está impactando al mundo entero!

Kiddies Store

Dejar un comentario

Toma nota: Los comentarios deben de ser aprobados antes de aparecer públicos.

Left Continuar comprando
Tu pedido

Tu carrito de compras está vacío