El Autismo y sus formas de sentir

El Autismo y sus formas de sentir

El niño y niña con autismo no vive en un mundo diferente, viven entre nosotros percibiendo y sintiendo los mismos estímulos de nuestro entorno pero en rangos diferentes. Para empezar, Daniella te explicará brevemente acerca del autismo.

Emociones fuera de control Leyendo El Autismo y sus formas de sentir 4 minutos

 ¿Qué es autismo?

También conocido como TEA que es la abreviatura del Trastorno del Espectro Autista, es una condición neurológica y de desarrollo  que se caracteriza por ciertas deficiencias en diferentes áreas del desarrollo como la comunicación, socialización y aprendizaje acompañado de patrones de comportamiento o intereses repetitivos.

 

 

Ahora, que recordamos de forma muy general acerca del autismo. Quiero hablarte específicamente de uno de los aspectos que se manifiesta en casi todos los casos de niños y niñas con Autismo.

¿Cómo sentimos?

Al igual que todos nosotros, cada uno tenemos una forma de percibir por medio de nuestros sentidos que se encargan de integrar todos los estímulos e información que vemos, escuchamos, olemos, saboreamos, tocamos y al movernos, dirigiéndolos a nuestro cerebro para que este pueda organizarlos y generar una respuesta por medio del cuerpo hacia al entorno. Pero de todos esos estímulos, siempre hay algo que nos molesta, nos incomoda, necesitamos menos; así como también hay cosas que nos gustan, divierten, necesitamos más y nos encantan. Depende de nuestros umbrales en la forma de percibir.

 

¿Cómo sienten ellos?

El niño o niña con autismo también tiene sensaciones y estímulos en su entorno que le gustan o agrandan y que no le gustan y desagradan, pero de una forma muy alta o muy baja. Es decir que dentro de su espectro hay un rango al percibir o sentir que puede considerarse como extremo.

Veamos de qué manera perciben sus sentidos y cómo puede reaccionar su cuerpo, dependiendo si es un niño hipersensible o hiposensible.

 

¿Qué significa hipersensible?

La reacción es fuerte, alta o intensa ante los estímulos; experimentando dolor, desagrado o irritabilidad. Lee los siguientes ejemplos:

  • La vista: Les molestan las luces fuertes o sobrecargadas como las luces del tráfico o las lucitas que se usan para navidad. Y suelen taparse los ojos.
  • El oído: Les asusta los ruidos peculiares como el secador, la aspiradora, los fuegos artificiales o lugares con muchos carros o personas. Reaccionan llevando sus manos a sus oídos.
  • Gusto: No les gusta cepillarse los dientes y varios alimentos con diferentes texturas. Les desagrada hacerlo o lo evitan hacerlo al 100%.
  • Tacto - Propiocepción: Los pone nervioso peinarse, la caricias, ciertas prendas y texturas de ropa, cortase el pelo y las uñas. Huyen del lugar o la situación frenéticamente.
  • Movimiento: Se irritan cuando los balancean, los movimientos de giros o que los alcen. Pueden reaccionar llorando o gritando.

 

 

¿Qué significa hiposensible?

Realmente es todo lo opuesto al hipersensible, tienen una poca o baja intensidad al percibir los estímulos del ambiente. Como en los siguientes ejemplos:

 

  • La vista: Les fascinan los juguetes y objetos con luces, coloridos y muy llamativos. Suelen obsesionarse con ellos por un buen tiempo.
  • El oído: Les divierten los juguetes u objetos que emiten sonidos, ruidos, música y voces. Se mantienen muy cerca de ellos.
  • Gusto: Les encantan los sabores intensos y alimentos crujientes. Pueden mantener la comida mucho tiempo en la boca.
  • Tacto: Necesitan que los estímulos táctiles sean más intensos. Les fascina rodar, que los abracen fuertemente, presión profunda o cargar objetos pesados.
  • Movimiento: Les encanta balancearse o girar constantemente. No miden los lugares peligrosos.

Sin embargo, este déficit de procesamiento sensorial es abordado por la terapia de integración sensorial acompañado de un terapeuta ocupacional que apoya al niño con TEA por medio de juegos y actividades para aceptar y procesar los estímulos de una forma más equilibrada.

 

 

Por último, me gustaría que sepas que no todos los niños y niñas con TEA son hiper/hipo sensibles y también no se presentan en todos sus sentidos con el mismo rango de intensidad. Así que, no debemos olvidar que es un espectro muy amplio que al igual que todos nosotros cada uno de ellos es único y diferente a la hora de percibir el entorno.

 

 

Daniella García 

Psicopedagoga e Innovadora Educativa

 

Facebook: Soy Psicopedagoga.gt

Instagram: @soypsicopedagoga.gt

 

Comenta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.

Suscríbete

Entérate de nuevas publicaciones en Kiddies Blog.